Un grupo de mujeres emprendedoras establecen la Fundación Plan de Apoyo Familiar para apoyar a familias vulnerables en el oeste de la ciudad de Cali e inician sus labores apadrinando a 53 niños con visitas domiciliarias a sus familias.